viernes, 21 de agosto de 2009

No te confundas, no sirve el rencor.

Se han fijado que mucha gente habla de si misma como si fuera la persona más correcta y derecha?, yo pienso que no basta con llenarse la boca, si no de los actos. Aquí no cuenta tirar una piedra y esconder la mano, eso es de cobardes, de personas que nunca quieren arriesgarse para no te terminar mal, aunque hayan muchos malos entendidos "nunca paso nada".

Escribo sobre esto porque es la única manera en como puedo expresarme mejor, ya que si encarára a tal persona gritaría en vez de hablar porque verdaderamente colma mi paciencia, pero sin salirnos del tema. Existen instancias en las que uno habla de algún problema pero esta conciente de sus actos y también conciente de lo que no debemos hacer para caer en nuestro mismo hoyo, a diferencia de otros/as que solo hablan de los erróres que cometen de los demás pero no se fijan en sus propios defectos, es ahí como la multitud juzga, aprovecha las instancias del ciego. Luego los lastimados tienden a creer que el mundo esta contra ellos, si supieran que cayeron en su propia creación, la cual quita cariño y atrae soledad.